BRUCELOSIS

Los carnívoros son receptivos a 3 tipos de Brucellas: B. abortus, suis y melitensis. La mayoría de las infecciones son subclínicas por tener el perro y el gato una resistencia natural por lo que los perros infectados suelen ser asintomáticos. Si presentan síntomas son: orquitisy epididimitis en el macho y abortos y metritis en las hembras. La infección se produce al ingerir secundinas, carne contaminada, leche contaminada y roedores contaminados. El perro y el gato eliminan las brucelas por orina, flujo vaginal y heces.

Los síntomas en humana son: fiebre, defalalgias y mialgias.
Profilaxis: Es aconsejable realizar titilación de antígeno-anticuerpo y eliminar a todos los animales portadores o bien proceder a su castración.

RABIA

Zoonosis de origen vírico debida a un Rabdovirus neurotropo. Es enfermedad de sacrificio obligatorio y declaración obligatoria. Son receptivos a ella todos los animales homeotermos. Produce una encefalomielitis pura con síntomas muy diversos: trastornos del comportamiento, modificaciones de la voz, hiperestesia, ataques de furor, parálisis de la mandíbula y laringe, paraplejia, etc, la muerte se produce a los 2-10 días. 
La vía de eliminación del virus es la saliva y por ello la transmisión se realiza por mordedura de un perro infectado. También es vía de transmisión el arañazo del gato ya que las uñas de este suelen estar impregnadas por saliva.

El diagnostico además del clínico debe realizarse obligatoriamente por tinción de muestras histológicas del cerebro para descubrir los corpúsculos de Negri que son patognomónicos de esta enfermedad. Profilaxis: La ley obliga a vacunar a todos los perros a partir de los 3 meses y a una revacunación anual (en algunas Comunidades Autónomas es revacunación bianual).

Profilaxis sanitaria: Captura y eliminación de perros y gatos vagabundos, control de la circulación de perros y gatos en zonas endemicas, eutanasia de animales rabiosos, poner en observación a los animales sospechosos, cuarentena de 15 días para los animales que muerdan, reducción de la población de zorros (principal vector).

TOS DE LAS PERRAS

Enfermedad del perro debida a la acción patógena de muchos microorganismos que actúan de forma aislada o asociados. Los principales agentes etiológicos aislados son: 
Virus: Parainfluenza SV 5, Adenovirus tipo I y II, Herpesvirus y Reovirus tipo I. Bacterias: Bordetella bronchiseptica (esta se sospecha que actúa como agente oportunista). La infección produce una laringotraqueitis, bronquitis, amigdalitis y a veces renitis y conjuntivitis. Es altamente contagiosa ya que el contagio se produce por vía aerógena por las microgotas producidas en los accesos de tos o estornudos.

 El diagnostico se realiza en función de la sintomatología.

El tratamiento se basa en antibioterapia y aerosolterapia. El pronóstico es benigno siempre que no se trate de perros muy jóvenes o muy viejos.

La profilaxis se realiza con vacunaciones de los principales virus a partir de los 60 
días de edad.

CORONAVIROSIS CANINA

Muy parecida a la Parvovirosis canina, está producida por un Coronavirus y produce también una gastroenteritis hemorrágica. La vía de emisión vírica son las heces, sobre todo en las fases iniciales de la enfermedad.  No existe diagnostico laboratorial actualmente por lo que el diagnóstico diferencial con la parvovirosis debe hacer por sintomatología, descartando laboratorialmente a esta o por cultivo e identificación del virus.

El tratamiento y pronóstico es el mismo que para la parvovirosis c. y la profilaxis se realiza por vacunación a los cachorros a partir de los 60 días de edad.

PARVOVIROSIS CANINA

Enfermedad del perro que afecta a los cachorros causado por un Parvovirus, caracterizados clínicamente por producir una gastroenteritis hemorrágica. La vía de contagio es a través de heces contaminadas. El diagnostico se realiza en base a la sintomatología y por determinación laboratorial de anticuerpos monoclonales en heces.  El tratamiento es sintomático prestando especial atención a la rehidratación por vía parenteral. La profilaxis se realiza por vacunación a partir de los 45 días de edad.

HEPATITIS CANINA

Enfermedad víricas contagiosa del perro cuyo agente etiológico es un Adenovirus que cursa con un cuadro clínico parecido al del moquillo pero en el que aparecen alteraciones hepáticas y renales (estas últimas transitorias). El contagio se produce por contacto con la saliva, heces, secreción nasal y orina (el virus se elimina por orina hasta 200 y más días después de la curación) de animales enfermos.  El diagnostico se realiza en base a la sintomatología y bioquímica sanguínea, el pronóstico es tanto más desfavorable cuanto más joven sea el paciente. La profilaxis se realiza por vacunación a partir de los 60 días de edad.

MOQUILLO CANINO

Enfermedad infecciosa del perro muy contagiosa producida por 
un Paramixovirus, de curso septicémico que ocasiona catarros en las mucosas y 
con el tiempo, alteraciones en el SNC. Afecta principalmente a los cachorros sin 
defensas de dos a 18 meses.
El contagio se produce por las secreciones nasales y conjuntivales, así como por la saliva. La orina es también una fuente esencial de infección.
El diagnostico se hace en base a la sintomatología y por determinación laboratorial (IgM en sangre, orina o frotis conjuntival).
El tratamiento siempre es sintomático y el pronóstico es malo ya que aquellos 
cachorros que no mueren en el curso de la enfermedad normalmente sufren 
secuelas de tipo nervioso, denticiones alteradas, etc.
La profilaxis en esta enfermedad es esencial existiendo vacunas que se ponen a 
partir de los 45 días de edad del cachorro.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.